fbpx

Blandi Blup y la medicina china

Si fuiste niño en los 70 u 80 en España seguro que recuerdas este juguete.

Era una especie de moco sin forma y pegajoso y esta era su gracia, nada más.

Fue un juguete muy popular y creo que todos los de esa época jugamos con él.

Me he acordado de él porque su éxito era no tener estructura.

Una cosa completamente deformable, de alguna manera como el agua, pero más viscosa y asquerosilla.

Muchas veces, la acupuntura y la medicina china se parecen al blandi blup.

No tiene estructura, es todo tan vago y hay tantas posibilidades que uno pierde la relación con la realidad.

La palabra favorita es el “depende”.

Los signos y síntomas de tu paciente no tienen estructura.

Tu paciente tiene signos y síntomas “raros”, que no corresponden con el síndrome que crees que tiene.

Y luego sale el “depende”.

Pues no, no “depende”.

La medicina china tienes estructuras, y comprenderlas y aplicarlas en el diagnóstico y tratamiento es esencial para no perderse en el mar del “depende”.

El Yinyang, los 5 elementos, Sanjiao, los 12 meridianos…

Todo esto son estructuras que permiten comprender de forma fácil complejos sistemas fisiológicos de la medicina china

Lo dicho, las estructuras te ayudan a comprender y a tratar.

El Yinyang, los 5 elementos, Sanjiao y los 12 meridianos son las estructuras más conocidas.

Pero hay muchas más.

Partiendo de lo esencial, Yinyang, se construyen los tratamientos.

Como los tratamientos que propone la acupuntura Coreana Saahm.

O las combinaciones de puntos de la MTC o las fórmulas clásicas.

Sí, las fórmulas son una estructura, y un síndrome.

Las materias que forman parte de una fórmula se relacionan entre ellas para un objetivo común, tratar el síndrome-fórmula.

Sí, cada fórmula, desde la perspectiva clásica, es un síndrome.

Un síndrome también es una estructura.

Por esto te puedes encontrar el síndrome Gui Zhi Tang o el síndrome Xiao Chai Hu Tang, por poner dos de los ejemplos más conocidos.

Conocer estas estructuras y respetarlas en básico.

De la misma forma que aprendes la relación Yinyang y lo aplicas a tus diagnósticos y comprensión de la fisiopatología de tu paciente.

De esta misma forma debes comprender la construcción interna, la estructura de cada una de las fórmulas que estudias.

Pero no te preocupes, la medicina china es sencilla.

Estas estructuras no son infinitas. Y muchas fórmulas comparten una estructura similar con materias ligeramente diferentes.

Como Yinyang. Todo en el organismo puede resumirse en la función Yinyang.

Todas las fórmulas pueden resumirse en el método Cheng Qi o Si Ni.

Vamos, como en tonificar o dispersar.

Yin o Yang.

Ver la estructura de los signos y síntomas de tu paciente y actuar en consecuencia.

Entonces conviertes el Blandi Blup que es una amalgama de síntomas casi sin sentido en algo con sentido.

Y cuando los síntomas de tu paciente tienen sentido entonces es más fácil tratar.

Tonificando o dispersando.

O una mezcla de los dos.

Yo tengo un curso que habla sobre todos estos temas, tal vez te interese echarle un vistazo.

Aquí:

PD: en elnace está arriba.

Deja un comentario