fbpx

El Corazón quiere sabor salado

Corazón quiere

¿Sabías que el Corazón quiere sabor salado?

Ya sabes que el sabor amargo se relaciona con el Corazón.

¿Pero hay que utilizar el amargo para tratar al Corazón?

¿O para tonificar al Corazón?

Estos días voy trasteando el capítulo 22 del Suwen dónde habla de cosas interesantes.

Explica en qué estación del año una enfermedad del Corazón será más severa o más benigna.

O en qué días la enfermedad del Corazón será más severa o más benigna.

Esto está muy bien, puedes prever la evolución de la enfermedad de tu paciente.

Pero hoy quiero hablarte de los sabores.

Ya sabes que el sabor amargo genera el Corazón.

Sí lo dice el capítulo 5 del Suwen: “El Sur genera el Calor, el Calor genera el Fuego, el Fuego genera el amargo, el amargo genera el Corazón, el Corazón genera la Sangre…”

El problema viene después.

Cuando tienes que tratar al Corazón y crees que el sabor amargo te va a solucionar la papeleta.

Y no es así.

En una parte del Suwen 22 dice:

“Cuando el Corazón sufre de estar demasiado relajado

Rápidamente come ácido para contraerlo otra vez”

Y en otra parte del mismo capítulo dice:

“El Corazón desea estar blando.

Rápidamente consume salado para tonificarlo

Utiliza el salado para tonificarlo

Utiliza el dulce para drenar.”

Puede que estas palabras te pillen a contrapié.

Y entonces puedes hacer dos cosas.

Puedes hacer como los acupuntores “modernos” que dicen que en la época del Neijing se vivía muy distinto que ahora y que hay pasajes del Neijing que están equivocados.

Esta es una opción muy viable, muchos la practican.

Sin embargo, ¿cómo puedo saber los pasajes del Nejing que son correctos y los que están equivocados?

¿Cómo puedo distinguirlos?

O puedes hacer una cosa mejor, desde mi punto de vista, y es intentar entender de qué están hablando cada vez que explican una cosa.

La realidad es que si no entiendes algo del Neijing tienes un síndrome llamado insuficiencia de codo.

¿Y esto qué significa?

Significa que tienes que estudiar más para comprender cosas más profundas y útiles en la clínica.

Pues esto.

Para el Corazón, ¿qué sabor es el más adecuado?

El texto nos propone 3 sabores.

  • Ácido
  • Salado
  • Dulce

¿Con cuál te quedas?

La solución está al final del capítulo 22.

Donde dice:

“El picante dispersa

El ácido contrae

El dulce relaja

El amargo endurece

El salado reblandece”

Entonces se te ilumina la cara y comprendes algo interesante.

O debería de ser así.

El sabor que hay que utilizar no depende del órgano que hay que tratar.

Depende de la dinámica del Qi que quieras favorecer.

  • Si quieres que el Qi se mueva dale picante
  • Si quieres que el Qi se guarde en el interior dale ácido
  • Si quieres que el Qi crezca dale dulce
  • Si quieres que el Qi se condense dale amargo
  • Si quieres que el Qi disuelva masas dale salado.

Yo tengo un curso sobre fisiología.

De momento están disponibles los módulos 1 y 2

En los que te enseño a VER estos aspectos del Qi.

A VER cómo se mueve el Qi en tu paciente

Y a Saber qué movimiento tienes que favorecer para comprender y tratar a tu paciente.

Si te interesa sigue ESTE ENLACE

https://yinyangvirtual.kartra.com/page/PTA123

Un saludo,

Quim

Deja un comentario