fbpx

Nanjing 81 y una historia sobre Qi Gong

Cuenta la leyenda que un grupo de 3 jóvenes fueron en busca de un gran maestro de Qi Gong para aprender sus secretos.

Este maestro era famoso porque a sus 100 años conservaba la vitalidad y la elasticidad propia de una persona de 40.

Pues bien, estos jóvenes empezaron a estudiar con el maestro. Copiaron todos sus movimientos durante un día.

Pero por la noche no se sentían mejor.

Tenían dolor de cabeza y dolor abdominal. Pensaron que era porque la técnica que estaban aprendiendo necesitaba más práctica.

Pero el segundo día pasó lo mismo.

Y al tercer día.

Y al cabo de un mes.

Al final, decidieron que los métodos del maestro no eran adecuados para ellos y se marcharon en busca de otro maestro.

¿Qué había pasado?

Resulta que el maestro, de 100 años, basaba su práctica en la acumulación de energía en el Dan Tian inferior, esto a los 100 años es crucial, ya que el nivel de energía del sistema es bajo y es importante guardar y no perder.

Para una persona joven, con un Dan Tian inferior ya lleno, acumular más energía en esta zona es perjudicial.

Es como llenar de Qi un lugar que ya está lleno de Qi.

Y de esto mismo habla el Nanjing dificultad 81 cuando dice:

八十一難曰:經言無實實虛虛,損不足而益有餘

La traducción libre sería una cosa así:

“El clásico dice: no rellenes el exceso o vacíes la insuficiencia”

Por esto, no siempre el maestro con más fama es el mejor para ti y para el momento en el que estás viviendo.

Simplemente encuentra tu camino.

Un saludo,

6 comentarios en «Nanjing 81 y una historia sobre Qi Gong»

    • Gracias Carmen,
      de esto se trata, de reflexionar e integrar los conceptos para llevarlos luego a la clínica.
      un saludo,
      Quim

      Responder

Deja un comentario