fbpx

VER la natureza a través de la Medicina China

La medicina china es una medicina natural, que emerge del paradigma de la filosofía china, y que está totalmente basada en la observación de los ritmos de la naturaleza. La naturaleza se convierte, entonces, en la maestra y nos basamos en ella para elaborar el conocimiento del universo y para diagnosticar y tratar a nuestros pacientes.

Cuando trasladamos todo este conocimiento a la práctica de la medicina china, es muy común fijarse en la ley de los 5 elementos descrita en el Neijing y bastamente explicada y utilizada, sobretodo en el entorno de la acupuntura.

“cuando traspasamos todo este conocimiento a la observación de nuestros pacientes la cosa cambia, y se complica…”

En el paradigma de los 5 elementos, la primavera corresponde con la Madera y con el color verde, con el Hígado… Hasta aquí todo está muy claro. Sin embargo, cuando traspasamos todo este conocimiento a la observación de nuestros pacientes la cosa cambia, y se complica.

La naturaleza y sus manifestaciones pueden parecer caóticas, sobretodo para el principiante. La forma de traspasar los signos y síntomas que aparecen en los pacientes son confusos. Podemos no estar muy seguros de si hay problemas con la Madera que ataca la Tierra o es que el Agua no alimenta la Madera y por esto aparecen unos síntomas determinados. Conocemos los nombres de las estaciones, conocemos las correspondencias de los elementos con el color, sabor, órganos pero, ¿es esto suficiente para VER? ¿Podemos llegar a un diagnóstico a través de estas correspondencias?

Al principio todos los signos y síntomas que se encuentran en un paciente son como una amalgama incomprensible, parece que nada tiene que ver el dolor de espalda de una persona determinada o con su incapacidad de digerir según qué alimento. Debemos invertir muchas horas en aprender a identificar ciertos patrones que se repiten, y se repiten…

Por otro lado aparece una dificultad añadida, ¿qué pasa cuando hay más de una esfera funcional afectada?  Esta situación se agudiza y empeora a medida que vamos tratando casos más complicados.

Nuestra diferenciación de síndromes está basada en la “categorización” de los síntomas en un síndrome diferenciado, y esto puede no ser el buen camino. Es muy común ver practicantes perdidos durante años. Muchas veces falta la capacidad de poder relacionar los distintos signos y síntomas clínicos para encontrar una fisiopatología única que es la que presenta el paciente en este momento.

Mi propuesta es dejar un poco de lado las categorías (síndromes) tan encotillados que aparecen en la formación de MTC e intentar ver como funciona la naturaleza en nuestros pacientes. Los clásicos son crípticos y dan lugar a muchas intepretaciones y creo que precisamente en esto llace su riqueza. Debemos ser capaces de VER. No es una buena idea aplicar ciegamente el método de atribuïr o descartar un síndrome concreto.

A medida que uno desarrolla su capacidad de observación, esta se hace más aguda y es posible detectar nuevos patrones. Pero para que esto sea posible debemos estar abiertos y mirar con ojos curiosos, debemos evitar caer en la tentación de “categorizar” directamente a nuestros pacientes ya que si lo hacemos corremos el riesgo de equivocarnos, y lo que es peor, no dejamos lugar para aprender nuevos patrones.

Ya el Huangdi Neijing empieza hablando de estos ciclos naturales y de como estos ciclos afectan al ser humano. El primer y segundo capítulo están dedicados precisamente a esto y también muchos otros. De hecho, hay quién dice, que todo el Suwen está dedicado a explicarnos como funciona la naturaleza. Todo este conocimiento viene de la observación minuciosa de la naturaleza, año a año, estación a estación. A través de esta observación se determinan las acciones a seguir.

Por esto es muy importante para el estudiante y el practicante de la medicina china pasear por entornos naturales, dejarse empapar por los diferentes movimientos de la naturaleza, sentir en la piel qué es el viento, la Humedad, la Sequedad… Para poder VER esto en el paciente y poder ayudarlo.

Una vez que uno conoce los ciclos naturales y como se comportan es importante ayudar al cuerpo humano a fluir con estos ciclos. De hecho la terápia consiste en situar al paciente, que vive en un entorno, de acuerdo a este entorno y que suceda el vaile de la vida.

Ideas para mejorar la capacidad de VER:

  1. Camina más por la naturaleza y observa, imprégnate de ella.
  1. Empieza por cosas simples como los 8 cuadros y olvídate de la diferenciación de síndromes según Zangfu.
  1. Intenta simplificar al máximo los signos y síntomas de tus pacientes. Por ejemplo, si encuentras una manifestación de Calor en una parte del cuerpo, esto es Calor en esta determinada localización, no tiene porqué existir un síndrome de Calor en todo el cuerpo.
  1. Observa dónde está el Calor, dónde el Frío, dónde la insuficiencia, dónde el exceso. Te sorprenderás al ver que puedes encontrar todo esto en un mismo paciente al mismo tiempo.
  1. Una vez has localizado las cosas básicas (8 cuadros) intenta relacionarlos todos.

Ánimo.

Espero que este post te haya impactado suficiente como para dejarme un comentario, cosa que agradeceré.

Estaré encantado de leer tus aportaciones.

Quim Planas.

9 comentarios en “VER la natureza a través de la Medicina China”

  1. Buenos días Shifu. Lo bueno se hace esperar pero fortalece la paciencia del que espera. El paradigma de la visión natural del cuerpo humano como un microcosmos que se rige por las mismas leyes de la naturaleza, queda en el aire y se echa de menos en la comprensión de cómo se producen las enfermedades en los estudios de MTC. Estoy ilusionado como no puede ser de otra manera en poder estudiar y entender la manera en como nos adaptamos y enferme manos, cuando no lo hacemos, según rigen las leyes del universo.
    Un cordial saludo Quim.

    Responder
    • Gracias Miguel.
      Después de 2 años de gestación por fin ve la luz el proyecto. Con el único objetivo de acercarnos a la MTC desde las leyes universales que rigen el Universo.
      Quim

      Responder
  2. Fantàstic Quim!

    La Medicina Xinesa ens fa a tots molt més savis y ens ensenya el camí de la vida. És molt més que una simple medicina.

    Ànims i endavant amb aquest nou projecte!

    Responder
  3. Hola Quim, molt contenta de tornar-te a “escoltar” . Dius que els clàssics són críptics, i suposo que ho són perquè la Natura també ho és. Observant la natura, pots establir una sèrie de patrons però no són lleis matemàtiques. Perquè si plantem dos arbres de la mateixa espècie al mateix terreny un viu i un altre no? Tots dos han rebut la mateixa aigua, han ballat amb el mateix vent, s’han eixugat amb el mateix sol, s’alimenten de la mateixa terra… I si això ho traslladem a persones, és molt complicat, però molt, que els patrons “encotillats” encaixin bé. Tota ajuda per simplificar el diagnòstic dels nostres pacients és benvinguda. Gràcies

    Responder
    • És veritat Imma,
      Quin embolic, oi?
      Per això, més enllà de teories i patrons “encotillats” hi ha l’experiència pròpia que és molt més valuosa.

      Quim

      Responder
  4. ¡Hola Quim! Mientras leía tu eBook, yo he dicho AHA, algo he podido entender, cómo cuando una pieza de un puzzle se coloca. ¡ Muchas gracias!, para mí muy interesante este enfoque.

    Silvia

    Responder
    • ¡Fantástico!
      Tener un instante de comprensión es uno de los más preciados momentos que pueden pasarte como estudiante y terapeuta.
      ¡Felicidades!

      Quim

      Responder

Deja un comentario